QUIÉNES SOMOS

Dott. Luciano Rabboni, fondatore PreGel
Sr. Luciano Rabboni,
Fundador de PreGel

El origen de PreGel es una hermosa historia del espíritu emprendedor italiano, con sus raíces ancladas en la comunidad y estrechamente ligada a sus fundadores. Es una historia de gran compromiso y pasión, la historia de hombres y mujeres que han consagrado sus vidas a la investigación, a la innovación, a la calidad del producto y a la dedicación al cliente. PreGel es el fruto de una vida de trabajo de una familia que, empezando en una pequeña ciudad de Emilia Romagna, ha conseguido dejar su huella en todo el mundo.

Todo comienza en 1967 en Scandiano, Emilia-Romagna, cuando el Sr. Luciano Rabboni y su esposa fundan un pequeño negocio de fabricación artesanal de productos para heladería y pastelería. Deciden llamar a la empresa PreGel, abreviatura de “preparati per gelato” que significa “preparados para helado“, poniendo así los pilares de la que, años después, se convertiría en una verdadera institución en el sector.

En los primeros años de actividad PreGel procede con determinación para introducir sus productos en un ambiente caracterizado todavía por un trabajo con un gran componente artesanal, lanzando el mensaje de que también la producción industrial puede coincidir con una elevada calidad. Además de las pastas concentradas de fruta, el primer producto líder de la compañía, PreGel lanza a principios de los años 70 otros productos que han hecho historia como el Zabaione Vittoria o la Gran Stracciatella Reale, con la que se elaboró el primer sabor a Stracciatella de la historia. Por estas, y otras muchas soluciones innovadoras, PreGel gana numerosos premios internacionales y, a pesar de los intentos de imitación, se impone como compañía líder en la industria, primero en Italia y posteriormente en Alemania. En 1975, para marcar esta nueva fase, se diseña el nuevo logotipo, el árbol frutal de PreGel, que se coloca en bolsas y cubos y es símbolo, hoy al igual que entonces, de productos de calidad y confianza.

A través de los años, el esfuerzo por innovar continúa y PreGel experimenta un período dorado con el lanzamiento de grandes éxitos como la Pasta Tiramisú y la primera Base Fruttosa para helados de fruta. El gran punto de inflexión se produce sin embargo un domingo de 1985, cuando el Sr. Rabboni desarrolla un producto revolucionario: Yoggi®, el primer helado con sabor a yogur. Gracias a su sabor ligero y natural, típico del yogur fresco, Yoggi® experimenta inmediatamente un éxito arrollador, imponiéndose como ejemplo por antonomasia de la calidad absoluta y convirtiendo en vano cualquier intento de imitación.

Al principio de los años 90, se lanzan con gran éxito las primeras bases para helado – Rimini, Diamante y Vittoria. Completos y equilibrados, estos productos contribuyen a revolucionar el trabajo en los fabricantes de helado, simplificando y acelerando notablemente la producción. En este mismo período, los Arabeschi® PreGel: ricos y sabrosos veteados para helado y pastelería elaborados con materias primas de gran calidad. No menos importante, nace en 1988 Pregellina®, un producto único y patentado para la conservación de la fruta fresca.

Con la llegada del nuevo milenio, PreGel se ha convertido a todos los efectos en protagonista a nivel mundial en los sectores de la Heladería, Pastelería y Cafetería. La fuerte expansión hacia nuevos mercados y la atracción que suscita el Helado Italiano en todo el mundo, han sido los principales motores del crecimiento de la Empresa. Otro factor fundamental de este éxito lo constituye el boom del Yogur Helado y, con él, del Frozen Yoggi® PreGel, el primero de su categoría, que gracias a su sabor y calidad sigue siendo líder indiscutible del sector. Resultado de este increíble desarrollo ha sido la construcción de una segunda sede en Reggio Emilia, la ampliación del área productiva hasta duplicar su tamaño, y la proliferación de Filiales por todo el mundo: Australia, Austria, Brasil, Canadá, Colombia, Ecuador, Alemania, México, España, Suiza y Estados Unidos. El 2009 además ha sido un año crucial para PreGel, con la inauguración de la primera fábrica al otro del Atlántico, en Charlotte, en Carolina del Norte. Mientras tanto, la investigación ha seguido adelante y ha dado lugar a nuevos y grandes éxitos, como los Glaseados Evolution y el Pino Pinguino, un producto revolucionario que ya se ha convertido en un clásico: una crema con un sabor inimitable a chocolate y avellana, que abraza el helado y se mantiene cremosa y aterciopelada a temperatura negativa.

Todavía hoy, después de casi medio siglo, el Sr. Luciano Rabboni – Presidente de PreGel – con su esposa, sus hijos Vittorio y Dario, y la ayuda de todos sus empleados, sigue guiando con éxito la empresa, marca de referencia internacional en el sector de los sabores, ingredientes y coadyuvantes tecnológicos para Heladería, Pastelería, Yogurtería y Cafetería.

GALERÍA DE FOTOS